Medita el propósito de tu vida

Resultado de imagen para el propósito de tu vida

Para empezar me gustaría pedirte que encuentres un lugar tranquilo y privado, y reserves unos minutos para dedicarlos a un viaje interior. Apaga el teléfono y deja que el mundo exterior pase a un segundo plano.

Elige un asiento cómodo y siéntate en posición erguida con las manos ahuecadas en tu regazo, una descansando sobre la otra. Cierra los ojos despacio y realiza varias respiraciones lentas y profundas. Al inhalar, imagina y siente que todo tu cuerpo se está llenando con tu aliento. Al exhalar, imagina y siente que todo tu cuerpo se está vaciando.

Si los pensamientos, preocupaciones, recuerdos o ansiedades entran en tu espacio interior, reconócelos, acepta que están ahí, y luego dejarlos ir y regresa a tu respiración. Deja que la respiración limpie tu espacio interior. Enfoca todo tu interés en observar tu respiración, como si nada más importara en este momento. Respira conscientemente durante los próximos treinta segundos.

Ahora imagina que tu espacio interior está completamente claro. Imagínate a ti mismo como una pantalla en blanco. Imagina que estás limpiado la pizarra de tu vida para que puedas visualizar, escribir o definir tu vida de la manera que desees. Ahora tienes un nuevo comienzo.

Imagina que te vas a describir desde la perspectiva más positiva. Permítete esta posibilidad para guiarte a afinar lo que es más importante para ti.

Imagina que este es tu último día en la tierra. Si te produce ansiedad esta posibilidad, entra a tu espacio interior, reconócelo, acéptalo completamente, dejarlo ir, y vuelve a imaginar este último día de la manera más positiva.

Al considerar las siguientes preguntas, pueden surgir algunas imágenes o sentimientos específicos. Si aparece algo específico o no, lo importante es tomar este tiempo para sentir en el interior, para hacer estas preguntas y ser receptivo a la guía interior.

Lo que pase o no pase, está bien. Basta con estar abierto, atento y relajado.

Ahora, ya que este es tu último día en la tierra, vas a hacer sólo lo que sea más importante para ti.

¿Qué es más importante para tu salud, para tus relaciones, para expresar con libertad lo que eres y para lo que tienes que hacer aquí? Si éste fuera tu último día en la tierra, ¿en que estarías ocupado? ¿Cómo cuidarías de ti mismo? ¿Qué harías o le dirías a los demás? ¿Qué te asegurarías de haber logrado para sentirte bien por este día?

¿Hay algo que estés destinado a hacer que no has realizado? ¿Cuáles son tus sueños?

¿Qué legado quieres dejar? Si lo que pensaste, sentiste, dijiste e hiciste hoy fueran el registro y la contribución que dejarías, ¿cómo sería tu día? ¿Qué harías?

Permite que tus mejores posibilidades ocupen un lugar central. Siente la urgencia inspiradora de que estas posibilidades se realicen aquí y ahora.

Termina tu meditación y tómate unos minuto para escribir lo que te haya parecido más importante a partir de esta experiencia interna.

 Kevin Schoeninger

 

Anuncios

One Comment

Add yours →

  1. excelente, mil gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: