Despierta a la Diosa que Hay en Ti…Circulo de Mujeres Sonora

Despierta a la Diosa que Hay en Ti

Descubre una interesante herramienta de desarrollo personal usando los arquetipos de las Grandes Diosas Hindúes para despertar el poder femenino, la fuerza interior y la infinita capacidad creativa de la mujer

En este espacio te vamos a proponer una forma muy especial  de despertar el poder femenino que hay dentro de ti, a distintos niveles, trabajando con arquetipos, música y mantras… ¿Sientes curiosidad? Pues no te pierdas esta propuesta que te hacemos para despertar a la Diosa que hay en ti, a través de las bellas mujeres de la mitología hindú.

Descubre cómo las grandes Diosas Hindúes y sus arquetipos femeninos tienen mucho que ofrecer en tu desarrollo personal

Diosas y desarrollo personal

Puede que, en un primer momento, te parezca que conocer a las Diosas de la mitología hindú no va a aportar nada trascendente a tu vida o que incluso, te parezca demasiado ajeno a tu educación y costumbres.

Sin embargo, trabajar con las Diosas Hindúes a través de la meditación con mantras, puede convertirse en una herramienta muy efectiva a la hora de desarrollar el poder interno que habita en todas nosotras y que, en muchas ocasiones y por distintas razones, permanece dormido.

Sus bellas historias, su iconografía, su significado y su energía resultan tan fascinantes que en seguida quedarás irremediablemente seducida por tu propia feminidad y el trabajo interior se producirá sin darte cuenta, fácilmente y sin esfuerzo alguno, de forma completamente intuitiva. Más abajo te explicaremos exactamente en qué consiste el trabajo con las Diosas y cómo llevarlo a cabo.

De momento es importante que las conozcas porque cuando integres en tu vida a estas bellas Diosas, te sorprenderá muy gratamente el enorme poder que pueden llegar a despertar en ti.

 Sobre el poder femenino

Las Diosas Tántricas encarnan aspectos fundamentales del poder femenino y nos ayudan a despertar, de manera intuitiva, nuestro propio poder interior.

El tantra, muy alejado de los rancios fundamentos de la sociedad patriarcal que nos ha limitado durante años, ofrece una visión de la feminidad radicalmente opuesta al servilismo. Nos brinda, a través de las bellas iconografías y mitos de estas Diosas, una visión de la energía femenina relacionada con la acción, la fuerza interior y la infinita capacidad creativa de la mujer.

Cada una de estas Diosas encarna un tipo de poder o energía, íntimamente relacionado con la feminidad, que nos puede servir de inspiración, de fuente creativa o de motor para despertar, a través de la meditación con mantras y de un modo absolutamente inconsciente e intuitivo, nuestro propio poder interior que, aunque siempre estuvo dentro, podemos haber olvidado por distintas razones.

Las Diosas

Trabajar con las Diosas tiene el objetivo fundamental de despertar en ti distintos aspectos del desarrollo personal femenino a través de los arquetipos de distintas Diosas:

  • Saraswati (Diosa de la creación y la sabiduría). Con ella trabajaremos la forma en que nos expresamos y manifestamos ante el mundo y aprenderemos a despertar nuestro propio conocimiento y sabiduría interior.
  • Lakshmi (Diosa de la prosperidad). Cómo aceptar, invocar y reconocer la abundancia y la prosperidad.
  • Durga (Diosa de la Guerra). Ella nos servirá para despertar nuestra fuerza interior, nuestra valentía y coraje para luchar frente a la adversidad.
  • Parvati (Diosa del Amor y el Sexo Tántrico): Con ella despertaremos la feminidad y el potencial sexual, así como la capacidad para encontrar a la persona adecuada.
  • Dhumavati (Diosa de la pérdida). Con ella trabajaremos el aspecto de la aceptación y el desapego

Todas ellas representan distintos aspectos de nuestra vida en el día a día. Conocerlas, invocarlas y sentirlas dentro es una forma simbólica de despertar en nosotras el inmenso poder femenino que, en verdad, siempre hemos poseído pero que, en muchas ocasiones, hemos olvidado.

Consejos para trabajar con las Diosas

    • Conócelas

      Según las vayas conociendo, habrá algunas Diosas con las que te sentirás más identificada (en todas nosotras destaca una Diosa en particular o representamos un arquetipo determinado de Diosa). En cambio, habrá otras que te resulten más desconocidas. En este sentido, piensa que es interesante reforzar la parte positiva de las Diosas con las que te identificas (tus rasgos de personalidad más virtuosos) y también reforzar aquellos aspectos que dominas peor y que estarán representados en las Diosas que te resultan más desconocidas.

    • Trabaja con todas

      Nuestra sugerencia es que trabajes con todas ellas, porque todas las fuerzas que simbolizan son necesarias en distintos momentos de la vida. Despertar en ti todas esas facetas te ayudará a encontrar los recursos necesarios y apropiados a cada circunstancia particular. Por ejemplo, puede que te identifiques con Lashkmi, la Diosa del amor y la abundancia, esposa perfecta y gran cuidadora de su familia. Trabajar con esta Diosa te permitirá reforzar los aspectos más positivos del amor y la abundancia. Sin embargo, si eres una perfecta cuidadora, es muy probable que las Diosa Durga (Guerra) te resulte más desconocida. ¡Perfecto! Es el momento de trabajar con ella la ira y encontrar la fuerza interior para “destruir” todo lo que te limita. ¿Comprendes?

    • Trátalas como si fuesen reales

      Para que el trabajo en el inconsciente sea efectivo, procura visualizar las Diosas, tratarlas y meditar sobre ellas como si fuesen reales (aunque sepas que en realidad representan facetas de ti misma o aspectos de tu fuerza vital). Es decir, no las veas como personajes sacados de un cuento, sino como energías reales y muy poderosas.

    • Cada semana, una

      Te proponemos que trabajes cada semana con una Diosa. Si puedes meditar todos los días, perfecto, si no, cuando encuentres el momento, siguiendo este procedimiento que te explicamos a continuación.

Cómo trabajar con las Diosas

Para trabajar con las Diosas Hindúes y despertar a la Diosa que hay en ti, sigue estos pasos:

    • Como decíamos antes, lo primero que debes hacer es conocerlas, conocer sus historias y su inconografía así como lo que representan, para poder comprender qué faceta de ti es la que vas a trabajar. Para ello, lee los artículos que te hemos enlazado en cada uno de sus nombres. En cada artículo encontrarás el mantra de cada Diosa.
    • Para el trabajo diario, siéntate en un lugar cómodo, en silencio y soledad (una esterilla de yoga es perfecto). Adopta la postura del buda si te resulta confortable y si no, siéntate cómodamente de manera que puedas respirar con confort. Realiza varias respiraciones profundas y completas y trata de apaciguar la mente y las emociones. Nuestro consejo es que lo hagas por la mañana, nada más despertarte, o por la noche, antes de ir a dormir.
    • Visualiza a la Diosa
    • Canta su mantra durante, al menos, 5 minutos. El mantra tiene un poder increíble. Según numerosos expertos, las vibraciones del sonido tienen la capacidad de ponernos en contacto con estados de consciencia superiores.

Si cantar el mantra por ti misma te resulta complicado, recuerda que en liena puedes encontrarlos  para que al realizar este trabajo te resulte más fácil. Además, puedes  escucharlo en el coche o en casa mientras te das un baño y repites los mantras. Pero, además de eso, procura dedicar un tiempo todos los días a trabajar con el mantra desde la meditación, en soledad, concentrándose y enfocando toda tu energía en el trabajo interior.

Trabajar con símbolos y arquetipos

El trabajo con las Diosas Hindúes es completamente intuitivo e inconsciente. No se trata de trabajar sobre aspectos específicos y reales de nuestra vida, sino de realizar un viaje interior a través de símbolos, mitos y arquetipos, lo que facilita cambios profundos en el inconsciente. ¿Qué diferencia hay entre la mente consciente y la inconsciente?

    • Mente consciente

      Es la capa más superficial de la mente y es aquella que percibe aquello de lo que “nos damos cuenta”. Es la parte más elemental que usamos en el día a día, la que retiene los recuerdos más inmediatos o la que usamos para decidir, por ejemplo, si me compro este o aquel libro o si hoy me pongo este o aquel pantalón. Con ella tomamos decisiones lógicas basadas en base a nuestros propios análisis racionales. Algunas terapias como el conductismo trabajan sobre este aspecto “consciente” a través de actitudes voluntarias concretas. Por ejemplo, para llevarme mejor con mis compañeros de trabajo voy a intentar ser más amable cuando hable con ellos. O, el tabaco me hace daño y debería dejar de fumar… este tipo de cuestiones son las que manejamos con la mente consciente.

    • Mente inconsciente

      Es la que, en verdad, tiene mayor impacto en nuestra vida y la que se ocupa de todo aquello de lo que “no nos damos cuenta”. Esta parte de la mente registra y almacena los recuerdos más primarios (incluso los generacionales heredados genéticamente) y no depende de nuestra voluntad. Por ejemplo, comprendemos perfectamente que algo nos perjudica y sin embargo nos sentimos incapaces de dejar de hacerlo porque en nuestra mente inconsciente tenemos registrado un patrón autodestructivo. Por ejemplo, aunque sé que el tabaco me perjudica, no soy capaz de dejarlo. Algunas terapias como la hipnosis optan por trabajar sobre el inconsciente a través de símbolos, metáforas o visualizaciones oníricas porque consideran que sus efectos son mayores a la hora de realizar cambios verdaderos.

De igual modo, se trata de trabajar con las Diosas Hindúes como símbolos, arquetipos, referencias o energías que, de un modo inconsciente, nos pongan en contacto con nuestro conocimiento interior, nuestra voz interior, nuestra mente inconsciente y patrones más ocultos o antiguos, nuestra esencia, o como quieras llamarlo.

Puesto que se trata de arquetipos psicológicos universales, nos ayudan a activar, como si fuesen una guía interna, determinados aspectos de nuestra psique; la fuerza y el poder que albergamos dentro. Lo que buscamos con esta terapia es despertar la intuición, encontrar soluciones a situaciones específicas de un modo intuitivo, eliminando en parte el proceso racional o consciente.

Es decir, en lugar de buscar soluciones pensando, se trata de dejar que sea nuestra voz interior la que nos conduzca a la solución de una manera intuitiva, sin saber siquiera cómo ha sucedido o por qué.

Anuncios

One Comment

Add yours →

  1. Rosa Angélica Vasquez 22 enero, 2017 — 18:57

    Gracias por compartir ese conocimiento q nos ayudará a tantas mujeres a ser cada ves mejores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: