Tu Puedes decidir ….

 

downloads

Tú puedes decidir.

El propósito final de una relación es convertirte en la persona más amorosa que puedes ser. -Robert Holden

Las Relaciones Personales pueden construir o destruir tú vida.

Las relaciones personales son de los elementos más complejos con los que tendremos que lidiar; desde el día en que nacimos hasta nuestra muerte.  Es imposible vivir sin interactuar con otros y la calidad de estas interacciones determina en gran medida la vida que tendremos.

Todo lo que sucede o lo que nos sucede, tiene que ver con otras personas que estén directa o indirectamente involucradas.  Por lo tanto existe una “conexión” que nos une a otros.  Pero depende de nosotros determinar el alcance y la calidad de esta red de personas con las que tenemos algo que ver y que quizá tienen la capacidad para influir en nuestra vida.

Las relaciones personales pueden provocar en nuestro interior sensaciones de éxtasis, de inmensa felicidad y amor profundo o de tristeza, soledad o una agonía insoportable.  Las relaciones entre dos personas pueden darnos el fruto de una vida plena e incluso, la creación de una vida nueva, al igual que pueden llegar a provocar guerras entre naciones.

“En una relación quien somos es más importante que lo que hacemos o decimos.”

Como seres humanos amamos tener amigos y seres queridos cerca. Somos parte de una comunidad –un grupo de gente- y necesitamos comunicarnos si queremos ser aceptados y respetados por las demás personas en nuestro grupo.  Tan pronto como nacemos empezamos a crear relaciones. Nos relacionamos con nuestros padres y miembros de la familia todos los días. Cuando crecemos establecemos nuevas relaciones con amigos y maestros en la escuela, con otras gentes en nuestra comunidad, con personas en el trabajo y en cada grupo al que decidamos pertenecer.

Estamos en este mundo para ser felices, para crear felicidad dentro y fuera de nosotros. Las relaciones son una parte muy importante de la felicidad. Tus relaciones son lo que te ayuda a crecer y convertirte en la persona que quieres ser. Cada relación tiene un propósito y es tu responsabilidad encontrarlo, y así crear buenas relaciones y enriquecer tu vida.  Por lo general el propósito es un regalo o un intercambio. Podría ser un regalo de compañía, un regalo de amor incondicional, un regalo de perdón, un regalo de romance; o un intercambio de ideas, de risas y más.

Si no sabemos cómo comunicar nuestros pensamientos, sentimientos y emociones, es probable que estemos creando relaciones dañinas y creando infelicidad. La buena comunicación no solo incluye el hablar y el escuchar, implica otras cosas como qué comunicar, enviar el mensaje correcto, la interpretación del mensaje, interferencias en el proceso de comunicación y otras. Dependiendo de cómo comunicamos el mensaje o cómo nos expresamos, así será la relación que crearemos.

Inicia un camino de autoconocimiento, desarrollo personal y espiritual; sana terapéuticamente a tu niño interior de las heridas del desamor y de la huella de abandono; date cuenta como tus creencias y forma de ver la vida te sabotean y frenan tu desarrollo. Se congruente con tus valores, principios y sentimientos. Eres lo que dices, ¡Se impecable con tus palabras!

Si te encuentras en una relación conflictiva o peligrosa, ¡pide ayuda! No hay nada de malo en pedir ayuda. Habla con tu familia o amigos y déjales saber que necesitas ayuda. Si no te sientes bien hablando con tu familia, considera la asesoría en tu iglesia o programa social. Siempre hay ayuda cuando la pides. Lo peor que puedes hacer es sufrir en silencio y no hablar.

No olvides que toda relación es única. Compartes y aprendes cosas diferentes de cada relación. La buena comunicación mejora nuestras relaciones y tú creces y evolucionas a través de tus relaciones. Nos necesitamos unos a otros para ser felices. La alegría de una relación se encuentra en el amor incondicional, en aceptar a las personas como son, en apoyarse uno al otro, en mostrar apreciación y en estar presente realmente para la otra persona. Recuerda también que nadie puede hacerte feliz, pero todos pueden animarte a serlo.

No pierdas el tiempo en lamentar tu desgracia, ocúpate en reconstruir tu autoestima para atraer a tu vida la pareja adecuada, lograr tus objetivos, tener relaciones satisfactorias, en desarrollar tu potencial, en transformar ese vacío existencial estéril en fértil; en amar la vida más allá para lo que te fue dada. ¡Vive una vida feliz y plena!

 

Eliza Cavazos Life Coaching

https://www.facebook.com/ElizaCavazosLifeCoaching

elizacavazoslifecoaching@gmail.com

 

Caminando a la FelicidadArticulo compartido el dia 12 de Octubre del 2016 en

http://www.tribuna.com.mx/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: