“Sanar la pareja”

Resultado de imagen para “Sanar la pareja”

Extractos de la video-conferencia y presentación del libro “Sanar la pareja” de Sergio Sinay”

“El inevitable encuentro con el otro…Cada ser humano nace único, cada uno es un planeta único que no se toca con el otro en un mismo universo..Pero la angustia por esta separatidad es el mejor combustible para el amor y el encuentro…
A partir de ahí construimos puentes que nos permitan encontrarnos con otro… Y no importa en que lugar nos encontramos, en el medio o más cerca de alguna orilla, pero sí creo  que el encuentro con el otro es imposible si no empezó en las dos orillas…

Me parece que el puente más maravilloso entre todos los puentes posibles de construir para encontrarse, es el que construyen dos personas cuando finalmente  construyen una pareja…
Y cuando construyen ese puente que se plasma en una pareja, construyen el amor.
Por eso digo que el amor es un punto de llegada y no de partida…

En el punto de partida del “enamoramiento”, partimos de un estado  de alto voltaje inicial, una gran idealización  y un alto desconocimiento del otro.
Pero si seguimos construyendo el puente, si seguimos la “albañilería afectiva” vamos a descubrir las diferencias… y si seguimos trabajando en eso descubrimos que las diferencias son el combustible esencial del encuentro..
La construcción dependerá de que  aprendamos a hacer con las diferencias.

No todas las diferencias sirven para construir, pero la mayoría sí… Están las diferencias naturalmente complementarias por las que no vale la pena pelear…
Despues hay unas pocas diferencias que son naturalmente irreconciliables... como la de pretender que el otro vuelva a nacer nuevo, invicto para satisfacer las necesidades  de la otra persona… El “otro” es un combo que ya viene así… Si eso pesa tanto que no se puede estar con el otro a menos que se ampute su propia historia, es una diferencia irreconciliable…
Las diferencias culturales y religiosas a veces se vuelven irreconciliables, aunque no lo son por naturaleza ni deberian serlo…Las personas nacemos simplemente “humanas” luego como capas de cebolla se nos agregan el ser judio, cristiano, argentino… pero el bebé humano llega sin esos aditamentos… pero si eso “pesa”tanto para que el encuentro sea posible, es imposible…

En el medio están todas las diferencias donde podemos trabajar, porque el amor no es mágico, se trabaja.  Los que se aman lo van construyendo mientras se pelean…mientras construyen una historia… mientras se van desilusionando en el  mejor sentido, quitándole al otro el packaging de la ilusión con que lo cubrió para quedarse con lo que el otro es, eligiendo lo que el otro es…
Este camino que pasa por muchas tormentas y días soleados… tiene como resultado el amor.
Al amor se llega, en el enamoramiento se empieza.
Y creo que vale la pena. Creo que la pareja es el encuentro más maravilloso y profundo que podemos tener…

Pero hay que ver cual pareja…No todas las personas son aptas para hacer del matrimonio un encuentro amoroso.  Aunque haya duración no hay buen pronóstico para un matrimonio donde uno usa al otro como objeto para logra algo… no puedo pensar del otro en términos de “me sirve o no me sirve” porque  estoy proponiendo un tipo de relación donde el otro puede pensar igual de mí…

Ocultamiento… cuando uno va conociendo al otro  va conociendo sus misterios, pero hay puntos donde no se puede ir más allá, y en ese punto hay que aprender a convivir con lo que uno no comprende… Los misterios por descubrir también son un combustible del encuentro, al revés de los secretos, que son algo que se oculta… con esto NO se puede construir amor, si empezamos así no hay amor posible… se necesita buena fe. Los misterios sirven para construir, el ocultamiento no. Tiene que ver con la buena y mala fe.
La mala fé decía Sartre es la actitud de sorprenderse cuando es denunciada, de la persona que todo el tiempo sabía lo que esba pasando.
El que actúa de mala fé siempre sabe lo que hace, uno no puede escudarse en que actuó sin querer o no sabía lo que hacía, cuando hay mala fe se sabe perfectamente lo que se hace.. con mala fe y ocultamiento no se construye amor.. hoy se oculta una cuenta y mañana una relación…
No se puede mantener una relación esperando la traición del otro, el momento en que  me voy a ir o en el que me van a dejar…

Herramientas básicas de la pareja: la mirada, la escucha,  la palabra y el corazón..
La mirada que mira, que registra la transformación del otro y puede contársela maravillado…
La escucha que escucha no dando por oido nunca al otro, escuchar recibiendo hospitalariamente… La palabra que ofrece, que no es emisión de sonido. Hay parejas que hablan mucho pero se comunican poco y hay parejas que tienen silencios llenos de contenido, hermosísimos, que le dan después a las palbras otra resonancia más profunda..
Y el corazón es una herramienta esencial porque tengo que irme preguntando como me siento en este vínculo, no importa cuántos años pasaron, porque este “guiso” emocional todo el tiempo está en cocción.

Cuando una pareja puede usar estas cuatro herramientas que ya vienen con el equipo humano, se puede construir mucho y contribuir mucho al amor... Rollo May en su libro “Amor y voluntad” dice que la voluntad sin amor lleva peligrosamente a la manipulación.. con la voluntad de amar no se ama, pero sin ella tampoco..
y si el amor es el que está solo, se convierte en una baba almibarada como si le faltara una columna que lo sostenga..
Pero si se casan el amor y la voluntad una vez encendida la chispa del encuentro, el resultado será la trascendencia...

La responsabilidad es la facultad que tenemos de responder por  las consecuencias de nuestas acciones, no hay acción sin consecuencias, vivir ya genera consecuencias, el efecto mariposa… Algunas consecuencias que provocamos son  esperadas, otras no las esperabamos, algunas nos sorprenden  pero de  otras  no somos tan ajenos… si nosotros estamos dispuestos a hacernos cargo de las consecuencias de nuestras acciones, nos convertimos en personas libres en el verdadero sentido de la palabra, porque libre no es el que no tiene obstáculo, sino que la libertad es la capacidad de elegir ante el obstáculo que es parte de la vida todo el tiempo….

Si me hago cargo de lo que elijo, puedo elegir mucho mas porque haya las consecuencias que haya yo voy a responder por esas consecuencias.
La responsabilidad genera libertad, y la  responsabilidad genera confianza, los tres ingredientes necesarios del amor.
Entonces el amor se va haciendo con valores, con sentimentos y con acciones…”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: