¿Hacer o dejar de hacer?

foto

En alguna parte leí… “El miedo y la fe son las dos caras de una misma moneda, ambas poseen la misma energía y la misma fuerza…

¿De qué lado la empleas? Decir por ejemplo…, no sé si pueda con ese empleo…, equivale a decir…, tengo fe en que no podré con ese empleo; decir temo que me roben…, equivale a decir…, tengo fe en que me roben, y así por el estilo. Son los pensamientos irreflexivos los que condicionan nuestra vida…, en todos los órdenes”.

Alguien dijo… “Por si no te has dado cuenta…, has venido a la vida a “meter la pata”, a cometer errores…, aprendiendo siempre de ellos”. A veces, por temor a perder algo, nosotros mismos lo eliminamos. Sacamos los sentimientos de nuestro corazón por miedo a no ser correspondidos. No luchamos para obtener un triunfo por miedo a no lograrlo. No construimos nuestra vida en la forma que queremos por miedo a las dificultades que se van a presentar en el camino. No saciamos nuestros deseos por miedo a ser atrapados en ese placer, convertido en vicio. Nos vamos mutilando para darnos cuenta, un día, que esas ilusiones, sentimientos, deseos, aún persisten, que tenemos un apetito voraz de vivir; pero ya es demasiado tarde: hemos perdido la fuerza de obtener lo que queremos…

Las prisiones mentales son inmateriales: puedes salir de ellas dando un paso real. Hay algo que no ceso de repetir: “Entre hacer y no hacer siempre hay que elegir hacer. Si no hacemos, nos frustramos para toda la vida. Si hacemos y nos equivocamos, nos queda la experiencia”.

Voy a contar  una historia: Un hombre, perfectamente sano, comenzó a tener miedo de enfermarse de los brazos. Fue a visitar a un doctor. Este, tras largos exámenes, concluyó: “¡Lo único que podemos, si usted teme enfermarse de los brazos, es cortárselos, así no podrá atrapar ninguna enfermedad en esas extremidades!”  Y Lo hicieron. El paciente, manco, se sintió seguro un tiempo. Pero después empezó a tener miedo de atrapar una enfermedad en las piernas. Esta angustia no lo dejaba vivir. Consultó de nuevo al médico y este lo convenció de que al no tener piernas dejaba de atrapar una enfermedad en ellas. Se las cortó… Pasó el tiempo.

Convertido en hombre-tronco, en un carrito de ruedas, el paciente volvió al consultorio, con un terror tremendo de atrapar una enfermedad en las vísceras. El doctor construyó una máquina especial con pulmones, hígado, corazón, tripas y demás vísceras, artificiales; separó la cabeza y la conectó al mecanismo, arrojando el resto del cuerpo a la basura. La cabeza, feliz, sin temor de atrapar enfermedades, se sintió asegurada… Más un día lo que quedaba del paciente comenzó a llorar. El médico, intrigado, quiso saber la causa de su pena. La cabeza, prisionera de las válvulas de plástico, tristemente respondió: “¡Es que tengo muchas ganas de revolcarme desnudo en la hierba!”.

Revisemos el para qué hacemos lo que hacemos

¿Qué tan convencidos estamos en que lo que hacemos tiene sentido? Cuando el propósito de lo que hacemos no es estimulante lo vamos a procesar como una obligación.

Hoy por hoy yo elijo hacer, siempre…Porque Elegir implica abandonar un camino para tomar otro, lo cual supone una dosis importante de incertidumbre. Pero es que la vida está llena de decisiones que vamos tomando. Matthieu Ricard dijo aquello de que “somos el fruto de una serie de actos libres de los que somos los únicos responsables”. Igual no creemos haber tomado decisiones conscientes que hayan sido relevantes en algún tiempo, pero la verdad es que cada decisión, incluso la de no hacer nada, tiene consecuencias que hemos de asumir. Y no necesariamente han de ser malas.

“Si tú te mueves, el mundo lo hace contigo”. Y “Si no vas, pues eso, que ya no has ido”.

Eliza Cavazos Life Coaching

https://www.facebook.com/ElizaCavazosLifeCoaching

elizacavazoslifecoaching@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: