Los 3 Pilares del Arbol de la Vida

 

Hay 3 pilares o columnas en el Árbol de la Vida:

La Columna derecha, de color blanco, llamada de la Misericordia.

La Columna izquierda, de color negro, llamada del Rigor.

La Columna Central, de color gris, llamada del Equilibrio.

 

Dichas columnas tienen los atributos de sus principales esferas:

La columna derecha representa la energía y el espacio (Jokmah)

La columna izquierda representa la materia y el tiempo (Binah)

La columna central representa la consciencia (Kether)

 


Naturalmente las columnas izquierda y derecha equivalen a las columnas Jaquin y Boaz del Templo de Salomón. El aspirante a entrar en el Templo sería la columna central, y se coloca entre estas dos columnas de la entrada, en el lugar central o medio donde se produce el equilibrio o armonización de toda dualidad a través del eje vertical invisible. El balanceo de las fuerzas Yin y Yang posibilitan el equilibrio exacto para ascender hacia la Unidad.

 

En el Caduceo de Hermes o Mercurio vemos cómo energías contrarias y por ende, cualquier par de opuestos, en este caso representados por dos serpientes, se unen por la acción de un eje central que las concilia, las ordena y las trasciende. Mediante esta unión de los contrarios puede irse escalando a través del eje hasta que esa dualidad es superada por la función polar del eje mismo, que trasciende los opuestos.

 

Esta “trinidad” podemos verla también en otros sistemas. Por ejemplo, en el Yoga, serían equivalentes a las tres “Gunas”:

Rajas: energía, columna derecha
Tamas: materia, columna izquierda.
Satva: consciencia, columna central

También existe un paralelismo con los 3 nadis principales del cuerpo sutil:

Ida: aspecto femenino, columna izquierda.

Pingala: aspecto masculino, columna derecha

Sushuma: canal central por el que asciende
kundalini: columna central.

Los nadis se cruzan en cada chakra, y como veremos más adelante existe una correspondencia entre los chakras y los sefirot.

 


El canal central, Sushuma, en el Arbol de la Vida se corresponde con el Pilar Central y el llamado “Sendero de la Flecha”, que asciende directo desde Malkuth a Kether, pasando por Yesod, Tiferet y Daat. Es el Sendero del que hablan los iniciados de todas las tradiciones.
Desde la física cuántica también puede establecerse un interesante paralelismo: el fotón se comporta como onda o partícula según el observador: onda, como energía, partícula, como materia, y el observador representa naturalmente al testigo: la consciencia. He aquí los 3 ingredientes básicos de los que está formado el universo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: