COMPRENDER NUESTRO LADO OSCURO

 

 

 :

 

Cuando éramos pequeños por lo regular teníamos miedo a la oscuridad y sé que no llegamos a cuestionarnos esos miedos, pues nos enseñaron  casi de forma natural a tenerle miedo a la oscuridad,  por qué a mi punto de vista es que  la oscuridad está llena de cosas desconocidas que nos podrían perjudicar.

Pero, ¿qué solía ocurrir cuando se encendía la luz? Nos dábamos  cuenta que las cosas desconocidas no eran tan temibles. Y no eran tan desconocidas eran sólo parte del entorno, hemos aprendido a asociar la oscuridad con el miedo y lo desconocido, y aprendimos que es mejor no hablar con nuestros pensamientos y emociones oscuras, esas emociones son aquellas negativas, aquellas que hacen que no logremos los objetivos, decidiendo inconscientemente  que el interruptor mental de luz se mantenga encendido y así evitar enfrentarnos a ellas.

Encender la luz sobre nuestra sombra emocional es mucho más difícil que accionar un interruptor de luz física. Así que lo evitamos. La superficialidad es más fácil. Pero esta oscuridad de nuestra alma tiene una vida propia que se nutre, ya sea si lo reconocemos o no.

Cuando iniciamos un trabajo personal puedo decir que tomamos conciencia y reconocemos que mucho del esfuerzo personal  se va en reprimir y ocultar de nosotros mismos y de otros lo que verdaderamente somos tanto bueno como malo por así llamarle.

Es nuestro lado oscuro. Las partes de las que nos avergonzamos y nos da miedo mostrar. Pero a través de la negación, no somos capaces de ver que en la oscuridad de las tinieblas también yacían nuestros puntos fuertes. Por razones originadas en el pasado, hemos decidido negar y ocultar este lado oscuro sin explorarlo más. Y así, a cambio, nos mantiene alejados de expresarnos verdaderamente.

Al ocultar esta parte de nosotros, estamos diciendo que no merecemos mostrar nuestro ser completo, y con ello nos traicionarnos a nosotros mismos. A cambio, el secreto, la manipulación, y fingiendo tomar grandes partes de nuestras vidas por temor a ser ‘expuestos’ y rechazados por la parte de nosotros mismos que estamos escondiendo.

Cuanto más nos reprimimos estos rincones oscuros de nuestro ser, más enfrentamos desorden en nuestra personalidad.

Esto puede manifestarse como, adicción, ansiedad, relaciones o trabajos intencionalmente fallidos,…u otros comportamientos que causan la destrucción de nosotros mismos y otros.

Cuando tomamos conciencia de nuestra sombra es arrojar luz sobre nuestras primeras heridas y darnos una oportunidad para la sanación y transformación. Pero siempre y cuando elegimos cerrar los ojos a esto, las heridas continuarán descomponiéndose mientras emiten veneno en nuestras vidas.

 

RECORDEMOS que *Para profundizar en nuestra espiritualidad, debemos pasar por la sombra Cualquier trabajo espiritual debe implicar exposición y comprensión de nuestra sombra.

Únicamente centrándose en la búsqueda de nuestra luz nos mantiene lejos de los lugares de la vergüenza, la culpa, los celos, la codicia, la competencia, la lujuria y la agresión. Pero son esas mismas emociones que se deben trabajar primero antes de acercarse a nuestros lados más claros.

Incluso ciertas prácticas espirituales como la meditación pueden llegar a ser difícil cuando tratamos de ignorar nuestra propia sombra. Su represión aparece cuando cerramos nuestros ojos, y nos quedamos con sólo nuestros pensamientos.

Al igual que con todas las emociones fuertes, lo que no queremos mirar siempre nos mantiene contraídos y en el rechazo. En el fondo sabemos que estas cualidades y sentimientos residen en nosotros, y escondiéndolos nos lleva a una vida de no-autenticidad y comportamiento autodestructivo veces incomprensible.

Si no reconocemos nuestra sombra y la abrazamos, la profundidad de nuestro crecimiento espiritual y personal es limitada. Negar a mirar la oscuridad es rechazarse a uno mismo la necesidad de ser recibido en su totalidad por otros.

El mensaje es, “Yo no quiero mirar y sentir ciertas partes dentro de mí y yo prefiero juzgar a otros por mostrar y vivir lo que yo quiero rechazar”,…por lo tanto, elegir la separación, dentro y fuera.

Es una dolorosa jaula de continuo aislamiento.

*Abrazando al Completo ‘Tú’

El camino hacia nuestra luz es a través de la oscuridad.

Lo queramos o no, el lado oscuro en nosotros es muy activo a pesar de que está oculto y no es evidente para el exterior. Pero sabemos que está ahí, pidiendo continuamente reconocimiento.

ÁMATE Y VIVE LA VIDA! SE  FELIZ

Eliza Cavazos Life Coaching

https://www.facebook.com/ElizaCavazosLifeCoaching

elizacavazoslifecoaching@gmail.com

 

 

Articulo Compartido en @TribunaSonora Seccion Cultural el Miércoles 23 de Septiembre del 2015

http://www.apptribuna.com/impresos/obregon/23-09-2015/

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: