“Tres veces insuperable”

10368259_527849124019843_5433950235952212932_n (1)

¿CÓMO UN POETA CHINO ENCONTRÓ A SU MADRE DE UNA VIDA PASADA?
UN POETA CHINO CRIADO EN LA DINASTÍA SONG DEL NORTE, GUIADO POR UN SUEÑO, SE ENCUENTRA CON LA MADRE DE SU VIDA ANTERIOR, CUMPLIENDO ASÍ CON UNA PROMESA QUE LE HABÍA HECHO A ELLA ANTES DE SU MUERTE.
Huang Tingjian, es un poeta, calígrafo y pintor que fue llamado el “Tres veces insuperable”, debido a sus múltiples y grandes talentos. Huang pasó el examen imperial a la edad de 21 años y fue nombrado administrador de Wuhu, en la provincia de Anhui. En ese mismo año, a través de un inusual sueño, llegó a comprender su predestinada relación con la provincia de Wuhu.
Un día mientras tomaba una siesta, Huang tuvo un sueño muy vívido. Soñó, que estando en Yamen, lugar en el que a diario trabajaba, juzgando casos civiles y penales. En el sueño, se dirigió a un pueblo desconocido. Allí, vio a una anciana ofreciendo incienso en un altar frente a su casa que murmuraba el nombre de alguien. Entonces Huang se acercó, y vio un plato de fideos de apio en el altar. Él lo recogió, se lo comió y luego regresó al condado de Yamen. Al despertar, se acordó de todos los detalles del sueño. Sorprendentemente, su aliento olía a apio, pero él lo desestimó por ser sólo eso, un sueño.
Al día siguiente, cuando Huang tomó nuevamente su siesta, soñó exactamente lo mismo que el día anterior. Una vez más, se despertó con el olor de apio en su aliento. Esta vez, decidió salir para encontrar el lugar, tratando de seguir el camino que había tomado en sus sueños. Mientras caminaba, Huang se dio cuenta de que el paisaje a ambos lados era precisamente el mismo que había visto en los sueños.
Finalmente encontró la casa donde la mujer de edad avanzada había quemado el incienso y que había ofrecido los fideos de apio en un altar. Cuando llamó a la puerta, salió una mujer de pelo canoso. Huang le preguntó que si alguien había ofrecido fideos fuera de la casa. La mujer respondió: “Ayer fue el aniversario de la muerte de mi hija. Cuando estaba viva, los fideos de apio eran su comida favorita. Así que, cada año, le preparo un plato de fideos en este día, y la llamo para que venga a comer. ”
Huang también le preguntó que cuánto tiempo tenía su hija de haber fallecido: Ella le dijo: “Hace 26 años”
Coincidentemente, el cumpleaños de Huang había sido el día anterior. A continuación, hizo más preguntas.
La mujer le dijo que ella era su única hija, que le encantaba leer, que creía en las enseñanzas budistas, y que había seguido siempre una dieta vegetariana, pero que a la edad de 26 años, había muerto de una enfermedad. Le comentó además que los budistas creen en la reencarnación, y que en el lecho de su muerte, la hija le había prometido que ella regresaría a visitarla.
La anciana invitó a Huang a entrar a la casa y le mostró un armario grande de madera que contenía todos los libros que su hija había leído. Por desgracia, nadie sabía dónde estaba la llave. Así que todos estos años, el gabinete nunca había sido abierto.
Curiosamente, Huang de repente recordó donde estaba oculta: Era un lugar secreto. Buscó la llave y abrió el armario.
Entre los libros, también había muchos escritos realizados por la muchacha. Al leerlos, Huang se sorprendió al encontrar que todos los artículos que había escrito en los exámenes imperiales estaban relacionados con los contenidos escritos por la hija de la señora.
En este punto, Huang se dio cuenta de que él había sido esa joven en su vida anterior y que por lo tanto, había encontrado a su anterior madre, entonces le pidió a la anciana que se fuera con él al condado de Yamen y viviera en su casa. Le propuso que él se encargaría de ella como su madre por el resto de su vida. Más adelante Huang construyó un jardín con un pabellón en su patio trasero. Dentro del pabellón hay un autorretrato grabado en una piedra y un poema que dice:
“Soy un monje pero con pelo, aparentemente un mundano pero con una mente que ha trascendido. Tuve sueños dentro de mis propios sueños que han iluminado mis vidas más allá de esta dimensión.”
La historia de Huang se ha utilizado para enseñar a la gente a no envidiar las habilidades de otras personas, ya que estas son las buenas acciones que se acumulan, con el duro trabajo, después de muchas vidas.

Artículo publicado en ingles en:
http://www.theepochtimes.com/n3/521428-how-a-chinese-poet-found-his-mother-from-a-past-life/?sidebar=related-left

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: