NO TE MUERAS SIN HABER VIVIDO

539559_451902871517813_929219805_n

 

Hay gente que nos puede reclamar y decir: “me lo hubieras dicho antes”. Hay un libro que se titula “Vivir hasta despedirse”, podríamos decir, vivir hasta volar, lo demás vendrá por añadidura. Vivir hasta convertirse en amor.
Vivir hasta vivir. Vivir hasta encontrar el sentido de la vida y resulta que el sentido de la vida era el amor, sin amor, la vida no tiene sentido, por eso tanta gente se enferma, lo único que le falta es amor, dar y recibir amor. Debemos comenzar reconociendo que el amor es peligroso, porque nos transforma, imagínate te pinta de colores la noche y te convence de que todo es posible, por eso el amor es la mejor medicina, por eso amar es la mejor manera de vivir.

Amar es convertirse en lo que se ama, es superar la dicotomía, la dualidad y saborear la esencia, que nos habla de la eternidad. Eso que nos entregan a gotitas, llamado instantes.

Es necesario en esta vida tener la riqueza de la sabiduría. Quien tiene sabiduría es millonario, cada conocimiento es una joya, una joya pulida, que está brillando. Lo que hace brillar a las joyas es el trabajo interior. Hay gente pobre que solo habita el mundo exterior. Quien no tiene un trabajo interior, quien no tiene un fuerte mundo interior, es pobre, es débil, es vulnerable, es manipulable, va a caer enfermo, se va a confundir, va a desperdiciar su encarnación y fundamentalmente no va a tener tiempo para vivir. A esta gente se la reconoce porque dice, no tengo tiempo.

No tener tiempo para vivir es sinónimo de estar muerto en vida, por eso date tiempo para el silencio, para la música, para hacer lo que amas, para expresar lo que sientes. Mañana quizás no puedas hacerlo, porque tus mandíbulas estarán masticando tierra y tus cabellos dialogando con las raíces. Este es el tiempo de cantar y danzar y celebrar y hacer locuras. Esa es la espiritualidad del tercer milenio, ser tu mismo, esencialmente tu mismo, fundamentalmente tu mismo, prioritariamente tu mismo, decididamente tu mismo, definitivamente tu mismo, invariablemente tu mismo. Tu mismo. Solo tu mismo es suficiente, los demás libretos, guiones, sobran, porque ser tu mismo es ser autentico y el primer requisito para ingresar al paraíso es autenticidad, el segundo es sentido del humor, el tercero haber sido felices en la Tierra, por eso hay tan poca gente en el paraíso.

El amor no permite que hablemos de otra cosa, no permite que hagamos otra cosa, pero hay que comenzar poniendo las cosas al revés. Uno no hace el amor, es el amor el que le hace a uno, ese es un bueno comienzo. El amor trabajado en ceremonia es magia, el amor consagrado en ceremonia es luz, es como el perfume de la luz, es como el perfume de la flor, aunque sea un flor pequeña puede llenar todo un espacio. Es importante que permitamos que el amor se haga cargo de nuestras vidas.

Respira profundamente, aspira amor, es medicina del alma. La gente se enferma porque no se atreve a amar, o porque no permite que le amen.

Amo luego existo. El que no ama está perdido, por eso el amor tiene la categoría de impostergable, por eso el amor es el lenguaje de Dios, amar es conectarse con el amor del universo, Cuando ello ocurre no hacen falta ni técnicas, nada, el amor lo hace todo, pero déjale actuar al amor, déjale en paz al amor, deja que el amor actúe como el sistema inmunológico del espíritu, entonces será tu mejor protección, no necesitas ninguna otra mas, el que no ama esta desprotegido, el que no ama esta solo, el que no ama está perdido, el que no ama no sabe de lo que se pierde, pero para amar hay un requisito previo, abolir el miedo, destruir el temor, porque el amor comienza cuando termine el miedo, el amor miedoso es un amor falsificado, es posesivo, es celoso, exige condiciones, espera algo a cambio y si no lo consigue, es enoja, se enfada.

El amor es un circulo completo por si solo, nada lo completa, nadie lo completa, no necesita mas nada. Si hay amor, todo está bien, si no hay amor nada está bien, porque es el amor lo que da sentido, es el amor lo que nos abriga, es el amor decíamos la protección en esta y otras realidades, por eso el que ama no tiene que temer nada, es el amor que convierte a la oruga en mariposa. Cuando la oruga se lanza al abismo de lo desconocido descubre que le crecen alas y que puede volar, por eso el amo es impredecible.

Una mirada amorosa sería suficiente para sanar a muchos niños, una mano amorosa, convertida en caricia, es una mano sanadora y eso no se aprende en la escuela de salud ni hace un falta un diploma de terapeuta. Hay otra dirección, medalaganadeamar.com. Porque nadie puede prohibir al amor, como nadie puede poner en una caja un volcán o un huracán, como nadie puede negar la ley de gravedad, uno puede no creer en la ley de gravedad y lanzarse del quinto piso. No importa que no creas, las consecuencias serán graves de todas maneras. Es importante descubrir ese amor superior que es lenguaje divino. Hay una buena combinación amor e intuición. Entonces amor-intuición descubrirán los símbolos y podrán decodificarlos, podrán comprenderlos. En realidad la vida está llena de símbolos, solo que el hombre moderno es analfabeta de símbolos. Decía la abuela indígena, usted sabe leer libros, yo sé leer el fuego, las hojas de coca, el vuelo de la mariposa, los amaneceres, y usted solo sabe leer libros, ¿Quién es mas analfabeto?

Las señales de nuestra misión, están codificadas en símbolos que nos acompañan. El problema es que el hombre moderno está ciego y luego pide a otro ciego que le ayude. Cuando un ciego guía a otro ciego, les atropella un camión en la esquina.

Cuando una persona no comprende los símbolos que sus guardianes le colocan en su camino, termina caminando por un camino equivocado, yendo a otro lugar, luchando a veces muy bien en un lugar que no lo corresponde. Eso equivale a vivir una mentira, aunque seas buena persona. De nada sirve intentar ser feliz en ese caso, de nada sirve si estás viviendo una mentira, si no estás donde tienes que estar, si no estás haciendo lo que tienes que hacer, sino estás yendo en la dirección de tu norte, porque cada uno aporta una misión, pero no es negociable. Lo que tú puedes cambiar es la forma, la manera los métodos, pero lo que tienes que hacerlo tienes que hacerlo, porque esta en juego tu evolución. Entonces crecer es amar, y amar es disfrutar y disfrutar es compartir y compartir es soñar, que es jugar, es sembrar, es danzar, es hacer ceremonia… Toda tu vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: