DESAFÍOS…


Los desafíos son como las piedras en las que tropezamos en nuestro camino. La primera impresión es que están ahí para dificultarnos el paso y molestarnos; algunas veces parece que sólo nos hacen perder tiempo, pero en otras es peor, porque nos hacen sufrir.
Si observamos con atención cómo reaccionamos ante estos desafñios, descubrimos lo que está detrás de esa reacción y lo sacamos a la luz: esas piedras se convierten en diamantes. Hay un regalo de inmenso valor detrás de cada uno de ellos.

Los desafíos suelen crear “músculos”, y hacen que la persona adquiera experiencia, habilidad y fuerza que puede acumular y utilizar. Si a esto le añadimos el ingrediente mágico de la aceptación, el desafío se trasforma en un don. Entonces nuestro camino se transforma: en lugar de un camino de trabas y sufrimiento, se convierte en el mapa del tesoro, una aventura para descubrir los regalos que la vida nos ofrece a cada paso.

La vida está tan bien organizada que tus dones, desafíos y el ciclo en el que te encuentras encajan perfectamente para dar sentido “adónde y para qué estás ahí”. Así se crea el contexto para que suceda el próximo paso en la evolución del alma. Esperamos que puedas darte cuenta de cómo está sucediendo en cada paso o en cada nueva experiencia que la vida te trae. Hemos vivido toda nuestra vida, con todos sus desafíos, para estar aquí en este momento; visto desde ahora, cada paso que hemos dado nos ha dirigido hasta donde estamos, como una preparación para vivir este momento único; esto sucede momento a momento, a cada instante, y si nos damos cuenta podemos vivirlo.

LA NIÑEZ

La vida es un proceso de exploración de cualidades. Estas cualidades se exploran totalmente, de un extremo a otro. Es como un arco que se tensa en un extremo para llevarnos al otro cuando se suelta. Eso nos permite explorar esa cualidad en su totalidad, para así poder integrarla y aceptarla.

La niñez puede verse también como el proceso de tensar ese arco hacia uno de los extremos. Para que se cree esa tensión, el niño vivirá experiencias, a través de sus padres y de todo su entorno, que le permitirán situarse en uno de los extremos de cada cualidad que ha venido a explorar. En la niñez es donde nos encontramos con las resistencias que luego, quizás a lo largo de toda la vida, vamos a superar.

PROFESIÓN

Los trabajos que aparecen en esta sección son indicaciones o ejemplos que, metafóricamente, se relacionan con el propósito de vida de cada número. Cuando relacionamos los trabajos y profesiones con los propósitos de vida, todos tienen el mismo valor y éste se relaciona con la metáfora de la ocupación y no con su categoría profesional.

Hay que explorar esta afirmación en términos que van más allá de un contexto social, en el que parece que el director tiene más valor que el que recoge la basura. Por ejemplo, en una gran empresa, el director puede ausentarse un mes y todo sigue funcionando, pero si no aparece la persona que recoge la basura, en tres o cuatro días se produce el caos. ¿Quién es más importante? Ambos tienen su valor, ambos son necesarios para el funcionamiento de la empresa.

Cuando nos damos cuenta de que todos somos necesarios ya no tiene sentido quién es más importante. En términos espirituales, todas estas comparaciones carecen de sentido, no se trata de criterios sociales ni económicos; metafóricamente, dedicarse a limpiar tiene mucho valor, ya que se puede decir que nos pasamos una buena parte de la vida limpiando nuestras ideas sobre el pasado y nuestras visiones sobre el futuro.

Los trabajos que realizamos son otra de las metáforas claras de nuestro propósito o misión en la vida. Esta aportación es mucho más amplia que el concepto social o “trabajo”. Nos dedicamos a nuestro propósito desde que nacemos y durante toda la vida.

SALUD

El alma ya ha elegido explorar una serie de cualidades en esta vida, de forma que dirige a la persona para que realice su propósito. Cuando por algún motivo, el “yo” se resiste a ello, cuando no afronta conscientemente sus desafíos, el alma trata de llamarle la atención. Si sigue sin escuchar, le habla a través del cuerpo, y si la situación se prolonga el tiempo suficiente, la voz se convierte en grito y puede manifestarse a través de enfermedades y problemas físicos específicos; cada uno de esos síntomas tiene un mensaje para la persona.
Si hay un gran interés por saber como se relacionan cada síntoma con las resisitencias que ponemos, consultar “La Medicina del Alma”.

Los síntomas, sean los que fueren, representan indicaciones de resistencias en el camino; cuando uno no escucha o no sigue su aventura, el cuerpo se queja.
RELACIONES

Ser de uno u otro número no es un inconveniente para tener una relación con cualquier persona. La única dificultad para relacionarse con otro es resistirse a conocerse uno mismo, a dejarse conocer y a conocer al otro.

El o Ella están contigo porque tienen algo que aportarte y tú algo que darle. Tú elegiste a tu pareja, igual que las otras circunstancias de tu vida. El problema es que uno está insatisfecho consigo mismo y lo proyecta sobre su pareja. Esa insatisfacción personal, que ya estaba ahí antes de empezar la relación, es uno de los principales obstáculos para la convivencia. Uno cree que le faltan cosas, que tiene carencias, agujeros, y cree que la otra persona se los va a llenar; no se da cuenta que no le falta ningún pedazo.

Cada persona tiene su aspecto energético y en cualquier relación hay que estar muy consciente de no dirigir la energía contra la otra persona, com o por ejemplo sucede en una discusión.

Una relación con fricción no es una mala relación; al contrario, cuantos más desafíos se presentan, más permiten evolucionar a ambos. Los dos miembros de la pareja son como dos diamantes que se pulen el uno al otro: cuando más se frotan, más brillan, y una luz más clara puede pasar a través de ellos.

Esto es válido para cualquier relación personal y no sólo para relaciones de pareja. La energía global de un grupo de personas se halla sumando los números del alma de los miembros que lo componen.
CONTANDO CON TU ALMA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: