LA LEY DE AMRA

 

 

La Ley de Amra es una ley muy antigua de observancia voluntaria y desinteresada que expresa lo mejor de los sentimientos humanos: EL DAR.

 Dar a otros sin esperar recompensa, dar amor, dar cariño, dar apoyo moral y económico, si es posible, para las otras personas que lo necesitan.

La Ley de Amra dice sencillamente: EN LA MEDIDA QUE DES, RECIBIRAS.

 El DAR es una hábito, una disciplina que tenemos que agregar a nuestra forma de ser en nuestra vida. Debemos de aprender que el dinero, la prosperidad son energías vibratorias que fluyen y nos afectan positiva o negativamente según sea nuestra actitud ante ellas.

Desafortunadamente muchas personas CREEN y lo piensan constantemente, que el dinero es malo y que no debemos de desearlo, pero la realidad es que el dinero ni es bueno ni es malo, solo es una herramienta que nos ayuda a lograr las cosas materiales que necesitamos y que si son para beneficio de nosotros y nuestras familiar, debemos de buscarlarlas, ya que no existe ninguna ley que obligue al hombre a no tener salud, felicidad y prosperidad.

Al contrario, debemos de ser saludables, felices y prósperos porque es la mejor manera de estar en armonía con las Leyes Cósmicas, y es en la mejor manera en que podemos invitar a nuestros familiares, amigos y vecinos a que aprecien las bondades de la vida y de un Dios nuestro que es todo AMOR.

 Dios es la puente de toda prosperidad y cuando mantenemos en nuestra mente constantemente la idea de prosperidad, ésta se manifiesta, ya que nosotros tenemos lo que más deseamos y por lo que más luchamos. Dios hizo el universo en abundancia, hay mucho para todos, todos nosotros podemos recibir mucho sin que haga falta nada para los demás. Pero debemos saber pedirlo y para ello les propongo hacer el siguiente ejercicio que les enseñará como trabaja esta ley del DAR para poder RECIBIR.

 Hagamos un ejercicio que forme en nosotros el hábito de DAR. Durante 40 días propongámonos disciplinarnos para DAR. Podemos empezar a dar amor. Durante 40 días sin fallar, un solo día, demos amor a nuestros familiares y amigos más cercanos. Todos y cada uno de los 40 días, sin fallar, demos amor en forma voluntaria y desinteresada.

Si hacemos esto sin fallar esos 40 días, formaremos un hábito y será parte de nuestra nueva forma de ser. Les aseguro que por la Ley de Amra, van a empezar a recibir mucho más amor del que ustedes dieron, pues así es la ley de bondadosa. Posiblemente todos se extrañaran de que ustedes actúen de esa forma dando amor, pero a lo largo de los 40 días y que vean que se mantienen firme en su nueva actitud de dar amor, todos se sentirán muy a gusto y hasta trataran de imitarlos.

 El mismo hábito de DAR, lo podemos hacer para la prosperidad. Durante 40 días y en forma voluntaria y desinteresada, sin fallar un solo día, pongan en un botecito una cantidad de dinero que ustedes puedan sacrificar, para ayudar a otros. No tiene que ser una gran cantidad. Podemos decir, por ejemplo, en estos 40 días voy a sacrificar mi soda y voy a poner en ese botecito diez peso diarios para al final de los 40 días entregar ese dinero a alguna persona que tenga más necesidad de ese dinero que nosotros.

Y todos los días sin fallar, deposito mis diez pesitos en el botecito, si es posible a la misma hora y cuando haga esta pequeña ofrenda, en una especie de ceremonia que yo mismo realizo, le doy gracias a Dios por todo lo que me da y por su ayuda constante en todas mis cosas personales y familiares.

Luego, trate de visualizar a la prosperidad como una energía de la cual participamos y pedimos a Dios que nos ayude a comprender el uso de la prosperidad y de la abundancia. Los resultados que obtendremos serán maravillosos y nos daremos cuenta que las Leyes Cósmicas funcionan y que debemos de buscar aprenderla para poder tener más dominio de nuestra vida y no ser un juguete de las fuerzas que no entendemos pero que definitivamente nos afectan.

 La Ley de Amra nos invita a USAR BIEN LO QUE POSEEMOS, DAR SIN RESTRICCIONES Y RECIBIR SIN ORGULLO.

Propongámonos a partir de hoy de agregar buenos hábitos a nuestra forma de ser, como el hábito de DAR y nuestra vida estará llena de bendiciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: