Una vida con Motivación

 

Hemos dejado pasar el tiempo. Siempre pensando solo en el mañana y dejando el hoy pero en ocasiones aferrados al ayer. Es muy difícil identificar el momento  justo para llegar a donde maracas tus metas y por ello dejas de vivir .. Por ello motívate a ser lo que en verdad deseas…vive somos siempre has soñado…. La vida es para quien la toma y se arriesga .

Y la clave para controlar totalmente  la vida y nuestras emociones, es comprenderlas. El patrón emocional natural en los seres humanos, es el de los altibajos.

¡La vida es como una lotería! Muchos creen haber perdido; peor todavía: creen que su vecino, más alegre y confiado, ha ganado. Sin embargo, los números de la lotería son tan diferentes entre sí. La diferencia radica en la forma de ver y en la forma de valorar. Y esto depende de cada uno de nosotros.

Por ello es importante el conocer los tipos de motivaciones que existen y estos son:

La motivación interna, que es una fuerza increíblemente poderosa, que desafortunadamente muchos no le dan la importancia al no saberla utilizar como la gasolina más potente que existe. Cuando nos levantamos temprano dispuestos a trabajar con entusiasmo y optimismo, sin que nadie nos diga que hacer, o cuando somos capaces de apagar la televisión para ir a leer o estudiar, o cuando en vez de comer una rebanada de pastel elegimos algo más sano y nutritivo, estamos utilizando nuestra motivación intrínseca.

La motivación externa, es la que normalmente dependemos de ella para cumplir nuestras metas o tareas. Existen factores ajenos a nosotros que nos impulsan a actuar de determinada manera y solo lo hacemos por estas razones y no porque realmente nosotros queramos hacerlas. Algunos de estos factores pueden ser premios y recompensas como un aumento salarial, ascenso laboral, reconocimiento público etc. o castigos o consecuencias negativas como enfermedades, penalizaciones, humillación etc. Es común que este tipo de motivación (positiva o negativa) se de en los lugares de trabajo.

Lo importante entonces, es darte cuenta que eres un ser humano, no una máquina, y que tendrás bajones.

Cuando esto te pase, cálmate, siéntate relajado y piensa en perspectiva las cosas. Date cuenta si hay cuestiones por mejorar objetivamente, o si lo que tienes es un cambio repentino de actitud negativa.

Correr el riesgo es a veces volar, es a veces llorar, tan solo equivocarse; es elegir, es ir sin preguntar; es un poco temblar, es algo más de vida.

Y así me quedo pensado en una frase que dice: La vida es tan corta y el oficio de vivirla es tan difícil, que cuando uno comienza a aprenderlo, ya hay que morirse. El ser humano tarda mucho en madurar, verdad?

Pero iniciar a tiempo el conocimiento de uno mismo nos ayuda a motivarnos en el arte de la felicidad y esto es por ser  personas que se abren camino en el mundo y son las que buscan las circunstancias que necesitan y, si no las encuentran, las crean.

Y recuerda se dice que… La vida es como una lotería. Sin embargo, cada uno puede poner mucho de sí.

 

Eliza Cavazos  Life Coaching

Cavazoseliza(arroba)gmail.com

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: