LA NEGATIVIDAD

 

Deja de controlar por lo que quizás pasará o por lo que piensas que no puedes hacer.

Deja de ver el vaso “medio vacío”

Deja de enfocarse en lo negativo.

Deja de prestar el oído para notar cuando alguien comete algún acto inmoral o fracasa en las finanzas. Ya que por cada persona que cae hay miles de hombres y mujeres fieles que a lo largo de su vida demuestran una ética intachable.

Se consciente del impacto que la negatividad tiene en tu vida, que puede literalmente destruir tu destino y robarte una vida satisfactoria y abundante.

La negatividad te impide que desarrolles tu potencial y pierdas el plan que Dios tiene para tu vida.

Averigua lo que hay tu corazón simplemente escuchándote hablar.

Date cuenta de la ansiedad que expresas o de la desesperación que confiesas. Esta actitud se ve reflejada aun en los comentarios más sencillos. 

La negatividad refleja frustración interior. A menudo se manifiesta en contra de las circunstancias, la gente o el gobierno. Le echas la culpa a tu padre, madre, líder, jefe o cónyuge. Sin importar la circunstancia, creo que la negatividad no tiene que ver con estas cosas; tiene que ver contigo y lo que ocurre en tu interior.

Generalmente podemos justificar nuestros pensamientos y acciones.

Normalmente tenemos buenas razones para sentirnos heridos, pero auto-justificarnos no cambiará nada.

Solamente nos da una excusa para aceptar la mediocridad y el fracaso.

La negatividad intenta justificar  llamando la atención a nuestras experiencias. Sin embargo, debemos mantenernos firmes en nuestra determinación por alcanzar el éxito, porque tan pronto como empecemos a auto-justificarnos nos negaremos la oportunidad de cambiar y crecer. 

La gente negativa se basa en sus experiencias negativas para crear sus creencias y opiniones y  después justifican su posición echándole la culpa a lo que les ha sucedido. Una persona positiva tiene muchas más probabilidades de cambiar y alinearse con su potencial.

Necesitamos tener mucho cuidado al escoger con quién pasamos nuestro tiempo y quién dejamos que nos dé consejo.

¿Son gente que están yendo hacia arriba o simplemente gente que disfruta en su negatividad, autocompasión y mediocridad sin avanzar para ningún lado?

¿Sus palabras te inspiran a convertirte en la persona que fuiste creada para ser, o te desaniman y distraen?

La dirección hacia donde se dirigen tus amigos tendrá una influencia poderosa sobre tu futuro… si tú se lo permites. Una persona que ha decidido vencer la negatividad y cumplir su destino no puede permitirse el lujo de ser detenida por amistades como éstas.

La ansiedad se base en lo que QUIZáS pasará. Afecta cada área de tu vida y se amplifica en el “¿Y si…?” ¿Y si me enfermo? ¿Y si pierdo mi trabajo? ¿Y si mis hijos sufren un accidente? 

La negatividad y la ansiedad operan juntas. Una persona ansiosa o deprimida no ve claramente. Su perspectiva en la vida está desproporcionada. Las cosas pequeñas parecen enormes. Una montaña de hormiga parece una montaña invencible. 

Si estás viendo el mundo con un corazón lleno de cinismo y amargura, es muy probable que tu perspectiva de la verdad se magnifique y distorsione de una forma destructiva.

Es muy fácil observar a la gente desde la distancia y juzgar en contra de ellos.

Tristemente, la necesidad de criticar y desanimar a la gente viene de una condición negativa en el interior. 

Puedes empezar a cambiar las cosas a través de crear un buen fundamento y vivir desde el amor. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: