Como cuidar tu relación de pareja… Aquí algunos Trucos

En muchas ocasiones podemos estar cometiendo errores en nuestra relación de pareja sin darnos cuenta y que pueden desencadenar una ruptura. Y aunque es imposible decir los trucos o consejos a seguir para que tu relación de pareja funcione y no se deteriore, existen unos puntos claves para que el tiempo no mate tu relación.

Seguro que son muchas las veces que hemos escuchado que las relaciones son como las plantas, hay que regarlas para que sigan creciendo. Es obvio que toda relación evoluciona y el fuego de la pasión inicial se va apagando con los años. Sin embargo, podemos mantener calientes las brasas con una actitud generosa y detallista y avivar, así, el fuego del amor de vez en cuando.

Para que una relación sea duradera y satisfactoria hay que ‘regarla’ y mimarla. Tu pareja necesita saber que aún le importas, ten en cuenta estos consejos y notarás el cambio.

 

  1. Aceptar los cambios de la relación: no podemos pretender mantener un ritmo sexual como el de los comienzos, ni que nuestra pareja esté siempre perfecta para nosotros. Las responsabilidades diarias de cada uno nos dejan, a veces, poco tiempo para cuidarnos.
  2. Cuidar de los enfados la relación: éstos son esos momentos en los que se suelen decir cosas que hieren o molestan a la otra persona, tanto, que eso puede llegar a estropear y mucho la relación.
  3. Buscar tiempo de calidad para nuestra pareja: para mantener viva la relación tenemos que esforzarnos en dedicarnos momentos íntimos con frecuencia. Si estamos cansados tras la jornada laboral, nuestra pareja sabrá apreciar que acariciemos su pelo mientras leemos en la cama. No tienen por qué ser grandes actos, sino pequeños detalles.
  4. Ser comprensivos y esforzarnos por entender sus problemas y preocupaciones: con el tiempo, la relación se vuelve individualista, dejamos de contarnos lo bien o mal que ha ido el día. Mantener la comunicación es esencial para cuidar la relación de pareja. Bla, bla, bla. No dejar de contaros cosas, por insignificantes que parezcan. Todos llegamos cansados a casa, pero hay que vencer la apatía y buscar temas de conversación.
  5. Desconectar en pareja: unas vacaciones juntos, aunque sean breves, y sin niños, pueden ayudarnos a recuperar la magia. El tiempo de ocio y de relajación debería servirnos para recordar por qué estamos juntos y lo mucho que nos necesitamos. Pasar tiempo de calidad juntos. Si el trabajo y las actividades cotidianas os impide veros tanto como os gustaría, hay que intentar compensarlo con citas especiales en las que podáis dedicaros el uno al otro. Nada de atender llamadas o hablar de los problemas laborales, sino de nuevas ilusiones y proyectos que podéis emprender juntos, sitios que visitar y cosas que hacer

 

 

6. ¡Hoy salgo sola! Mantener vuestra parcela privada. Es sano tener vidas y actividades fuera de la relación, bien sea con amigos, compañeros de trabajo o con vuestras familias.

7. Abrázale. Los gestos de cariño nunca están de más. Un beso, un abrazo, una sonrisa o una simple mirada cálida y confortante reafirman a tu amante en sus sentimientos amorosos, de respeto y aprecio.

8. Saber escuchar. Puede que no siempre estemos en disposición de escuchar al otro porque estamos pensando en otra cosa, preocupados o demasiado cansados para oír historias peregrinas, pero cuando tu pareja te hable trata de poner atención y demostrarle, bien sea mediante palabras o mediante actos, que estás interesado en lo que te cuenta.

9. Ceder sin esperar nada a cambio. No siempre vais a estar de acuerdo en todo ni os va a apetecer hacer lo mismo. Imponer siempre tus gustos no es bueno, ¿por qué no dejar que el otro elija? El secreto de una relación está en encontrar un equilibrio en el que ambos tengáis voz y voto. Un día ella escoge la película y en la siguiente ocasión lo hace él.

10. ¡Qué sorpresa! Hay un sinfín de detalles que le harán sentirse especial, como un masaje en la espalda, cocinar para el otro, dejarle una nota con un mensaje romántico, vestirse o desvestirse el uno al otro, besar cada parte de su cuerpo, sostener sus manos mientras mantienes la mirada…

11. Ojo con las peleas. No pasa nada por discutir de vez en cuando, siempre que el intercambio de opiniones no se convierta en un cruce de acusaciones sin sentido. Así que cuidado con los malentendidos y cuenta hasta diez antes de decir algo de lo que probablemente te arrepentirás.

Y sobre todo, acepta a tu pareja tal y como es, y aprende a amar a tu pareja por quien él o ella realmente es, con sus defectos y virtudes. Sé consciente de que algunas cosas de tu pareja nunca cambiarán y otras sí lo harán. Pero cuando lo malo empiece a superar a lo bueno, quizás no compense seguir con la relación.

Si das por sentado que tu relación funciona, los consejos anteriores son inútiles. Haz un examen de conciencia, seguro que hay muchas cosas que haría que mejorase la relación. Haz un esfuerzo de vez en cuando y valora lo que tienes aplicando algunos de estos consejos, al fin y al cabo, una relación sana y feliz pasa siempre por llevar a cabo alguno de estos puntos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: